lunes, 6 de mayo de 2013

Nuevos Altos Elfos y White Dwar!


 Como dice el dicho: más vale tarde que nunca. Ya disponibles las novedades de Altos Elfos así como la nueva revista White Dwarf. Como siempre más información en la página web de Games Workshop
 haciendo click en el link.



Warhammer: Altos Elfos

Durante milenios, los Altos Elfos han protegido al mundo de la amenaza del Caos, como un brillo de esperanza ante una horda de oscuridad inacabable. Cuando el Rey Fénix llama a la guerra, tropas de los diez orgullosos reinos responden. Los Príncipes se enfundan sus armaduras y blanden sus armas rebosantes de magia, los caballeros se reúnen altivos bajo estandartes ancestrales, los magos preparan conjuros sin igual y los monstruos legendarios de eras pasadas aparecen en los cielos. Que los siervos de la destrucción tengan cuidado, ¡los Altos Elfos van a la guerra!

Este libro de 96 páginas a todo color en tapa dura contiene el rico y detallado trasfondo de los Altos Elfos; un bestiario que describe cada unidad, monstruo, héroe y máquina de guerra de tu ejército; una lista de ejército para que conviertas tu colección de miniaturas Citadel en una fuerza lista para el combate y una galería de miniaturas de Altos Elfos pintadas por expertos.

Warhammer Magia de Batalla: Altos Elfos

Warhammer Magia de Batalla: Altos Elfos contiene los 8 hechizos del Saber de la Alta Magia que encontrarás en el libro Warhammer: Altos Elfos. Están impresos en cartas individuales que te servirán de referencia rápida y cómoda durante tus partidas.

Cada una de estas cartas a color describe un hechizo con toda la información necesaria para usarlo sobre el campo de batalla, como su tipo, dificultad, y alcance. Además de ser un modo estupendo de representar físicamente la magia durante tus partidas, te servirán para seleccionar rápidamente los hechizos y agilizarán la fase de magia en plena batalla.

Fénix Pico Llameante

Los Fénix de Ulthuan habitan en los Picos Llameantes, grandes pilares de piedra de alabastro que arden con una llama mágica. Durante generaciones han logrado entrar en sintonía con el fuego mágico, aprovechándolo a su antojo. A medida que un Fénix Pico Llameante envejece, su cuerpo se enfría y comienzan a absorber incluso el calor de su entorno. Por último, el plumaje que una vez ardió con el fuego se vuelve pesado por la escarcha y el hielo y se convierte en un Fénix Corazón Gélido.
El Fénix Pico Llameante, que también puede montarse como Fénix Corazón Gélido es una miniatura de plástico multicomponente que puede convertirse en la pieza central de tu colección de miniaturas. Se trata de una criatura de grandes alas recubiertas de plumas con las puntas rizadas que parecen estar sobrevolando los cielos de Ulthuan. Al igual que su cola y el cuerpo, las alas parecen chisporrotear en el aire trazando un sendero mágico de llamas. Sin embargo, el Fénix Corazón Gélido va dejando un rastro de escarcha y de efectos nevados en las alas, que puede cortarse y encajarse perfectamente de la matriz así como una buena selección de cabezas. El jinete del Fénix Corazón Llameante es un Ungido de Asuryan, que también se puede utilizar como miniatura a pie, y el del Fénix Corazón Gélido es un Caradryan, que también se puede montar con las opciones de la caja. Ambas miniaturas individuales están suntuosamente detalladas, con una armadura fina, túnica, cascos y armas adornadas. Los Fénix se montan sobre peanas voladoras con una ranura en la peana que va decorada con grandes bloques de arquitectura en ruinas.

Escolta Celeste

Cuando los veloces Halcones de Lothern se alejan de sus hogares, lo hacen acompañados en alta mar por los Escoltas Celestes. Estos carros aéreos estilizados que reposan sobre cojines de magia, se ven atraídos a la batalla por los Rocs Plumaveloz, aves que anidan a lo largo de la Costa Brillante.

La miniatura del Escolta Celeste de Lothern es magnífica y muy bonita. En la parte delantera vuela un águila que incluye varias opciones de personalización, así como diferentes cabezas, y las alas y garras pueden subirse o bajarse. El ave tira de un carro glorioso, que cuenta con balaustradas elegantemente curvadas y alas en forma de vela. Las proas tienen diferentes diseños de narval, timones y diferentes estandartes que puedes colgar de la parte posterior del carro. La tripulación sujeta una lanza o un arco en la mano, ayudando a asegurar el dominio de los cielos del Escolta Celeste. Además, existe la posibilidad de equipar el carro con un Lanzavirotes de Repetición Ojo de Águila cuyos disparos acerados tienen largo alcance. La caja incluye una miniatura de Yelmo del Mar de Lothern que lleva una capa dinámica (aunque puede montarse sin ella), una armadura resplandeciente, un escudo y un estandarte especial, aunque la caja incluye otra variante de mano. El Yelmo del Mar de Lothern incluso se puede montar por separado en una peana esculpida, decorada con ruinas antiguas y enredaderas retorcidas. La miniatura se erige en pie sobre una roca o, si va en el carro, con el pie noblemente sobre la proa.

Sombríos

A día de hoy los Sombríos continúan una larga batalla contra los Elfos Oscuros, ya sea en las costas de Ulthuan o en tierras más lejanas. La Guardia de Doncellas de Avelorn prefiere librar sus batallas a corta distancia, ya que sus armas no disparan flechas normales sino virotes místicos de llamas color blanquiazul que cauterizan la piel.

Los Sombríos son miniaturas muy dinámicas de los Altos Elfos, que lucen cascos que les cubren totalmente el rostro y una especie de pañuelo tipo gorguera, además de armas como espadas, arcos y carcajs. En el centro de los cinturones llevan una gema y además lucen botas altas de cuero. Tal es la naturaleza de esta caja de plástico que con sus componentes también se puede montar la Guardia de Doncellas de Avelorn. De hecho, las piernas de las miniaturas pueden montarse en los diferentes modelos de cuerpos para que dispongas de diferentes combinaciones de Guardia de Doncellas o Sombríos. Cada una de las Doncellas de Avelorn lleva el pelo agitado por el viento, va ataviada con una cota de malla y lleva un arco mágico con el que deshacerse rápidamente de cualquier amenaza a la Reina Eterna. Llevan elementos decorativos en la cabeza como gemas en forma de corazón y otros motivos que se repiten en otras partes de la miniatura, como sobre el cuero y en la vaina de metal. Tanto los Guerreros Sombríos como la Guardia de Doncellas de Avelorn son adiciones notables a cualquier colección de los Altos Elfos.

Señor del Conocimiento de Hoeth

Los Señores del Conocimiento de Hoeth son guerreros magníficos que consagran su intelecto a perfeccionar las disciplinas más exigentes de los Maestros de la Espada hasta que les resultan muy fáciles de dominar. Del mismo modo, cada Señor del Conocimiento de Hoeth tiene un conocimiento impecable de los principios del Saber Mágico.

La miniatura del Señor del Conocimiento de Hoeth representa la combinación de mago y guerrero y parece inclinarse hacia delante como si tirase una bola de magia a su enemigo, con su brazo extendido y la capa flotando detrás de él. Con una determinación sombría en su cara, sostiene una espada larga y profusamente decorada, con la que sin duda sorprenderá a su enemigo. Su casco decorado lleva un motivo de una luna creciente y una pluma, y está cubierto con una armadura finamente trabajada y tachonada con piedras preciosas. Por último, la miniatura se monta sobre una peana con una piedra esculpida que produce un efecto evocador.

Alarielle la Radiante

Alarielle es la undécima Reina Eterna en gobernar desde la época de Aenarion. Su cabellera es como una nube de oro, y se dice que su belleza es tan grande y eterna que puede conmover a los dioses inmortales hasta las lágrimas. Y es que el poder de la Reina Eterna es el de la propia naturaleza.

Alarielle es una miniatura muy elegante. Se erige con los pies levantados sobre una base esculpida, que cuenta con los restos de un guerrero del Caos caído envuelto por las rosas. Con una mano se sujeta su vestido largo y elegante y con la otra mantiene en alto el báculo de Avelorn, a través del cual canaliza sus poderes mágicos. Lleva su larga melena hacia un lado, y la mantiene en su sitio gracias a la Estrella de Avelorn, una diadema encantada que luce en la parte frontal de la cabeza. Alarielle La Radiante es una adición gloriosa a una colección de Altos Elfos.

Doncella de la Reina Eterna

Las Doncellas de la Reina Eterna ostentan el rango más alto de entre todas las Hermanas de Avelorn. No se trata de las simples cortesanas que su nombre puede indicar, sino de guardianas guerreras que han jurado vivir y morir al servicio de su señora. Son un ejemplo para la raza élfica, tan sobresalientes en las artes como en la sangrienta lid del combate.

La miniatura de la Doncella combina elegancia y marcialidad. Tiene varias gemas en forma de corazón, una capa adornada, y se cubre el torso y las piernas con placas de armadura. Se arma con una gran lanza y un arco para proteger a la Reina Eterna. Su voluminoso pelo está recogido en forma de penacho y sobresale del casco que protege y enmarca su rostro.



Altos Elfos: Uniformes y Heráldica

Este libro de 72 páginas en tapa dura contiene la gloriosa heráldica completa de los Altos Elfos de Ulthuan, los defensores del mundo. Viene con cientos de ilustraciones a todo color de libreas, diseños de escudos y estandartes heráldicos para la raza más noble y más grande del mundo. Tanto si eres pintor como si eres coleccionista, este libro es un material de referencia imprescindible.

Los Soldados de Ulthuan: El libro contiene ejemplos de toda la soldadesca de Ulthuan, desde los nobles Yelmos Plateados y los certeros arqueros, hasta la silenciosa Guardia del Fénix y los rencorosos Sombríos. Los nobles Dragones de Caledor y los Fénix de los Picos Llameantes, aliados tradicionales de los Altos Elfos, también hacen su aparición para mostrar todo el esplendor de sus plumas y escamas.

Los Diez Reinos: Esta guía muestra las armaduras, estandartes, escudos, e imaginería típicas de los diez reinos de Ulthuan, así como las grandes puertas de las Montañas Anulii y las colonias de ultramar de los Altos Elfos que aún perduran.


No hay comentarios:

Publicar un comentario