sábado, 2 de marzo de 2013

Llegan los Demonios!!

Ya a la venta las novedades de Demonios del Caos!! Como siempre fotos y más información pinchando en el link del artículo.

Codex: Demonios del Caos: Los Demonios del Caos son el más terrible y surrealista de todos los enemigos de la Humanidad. Cada una de estas entidades infernales, todas ellas temibles guerreros, son un fragmento corporeizado de su dios patrón. Los Demonios del Caos son tan inmortales como el mismo tiempo, y tan poderosos como las turbias emociones a las que representan. Aunque pueden ser temporalmente expulsados de vuelta al infernal reino de la Disformidad del cual vinieron, sus enemigos solo lograrán esa hazaña a un gran coste. Además, ganarse la ira de un Demonio equivale a firmar una sentencia de muerte.

Cartas psíquicas de Warhammer 40,000: Demonios del Caos: Este mazo de 12 cartas contiene todos los poderes psíquicos del Codex: Demonios del Caos, impresos en cartas individuales para proporcionarte una referencia que puedas tener a mano en tus batallas contra el falso Emperador. Necesitarás una copia del reglamento de Warhammer 40,000 y del Codex: Demonios del Caos para utilizar los contenidos de este producto.
Cada una de estas cartas a todo color describe un poder psíquico, y contiene toda la información necesaria para que lo uses durante la batalla, incluida la disciplina a la que pertenece, la Carga de Disformidad necesaria y el alcance. No solo son una manera tangible de representar el uso de magia en tus partidas, sino que también resultan muy prácticas a la hora de seleccionar los poderes y agilizan el juego en plena batalla.

Zánganos de Plaga de Nurgle: Los Portadores de Plaga de Nurgle se conocen en las Legiones de Demonios como los Zánganos de Plaga, un título que denota una humildad digna de elogio. Estos supervisores del Reino de Nurgle aparecen en el espacio real montados sobre Moscas de Putrefacción, unos colosales insectos demoníacos cuya apariencia es tan repugnante que deja una cicatriz en la mente.
Se necesita algo especialmente horroroso como los Drones Plaga de Nurgle para llamar la atención sobre un ejército. Cada miniatura de Zángano de Plaga va montada sobre una Mosca de Putrefacción enorme que cuenta con dos pares de alas grandes e irregulares, y tiene todo el cuerpo cubierto de bultos y pústulas.
También llevan las vísceras expuestas, y en un lado del abdomen protuberante de la criatura se aprecian los rostros horribles y retorcidos de algunos enemigos parcialmente digeridos. Cada una de las tres Moscas de Putrefacción es única, ya que varían en rasgos como la probóscides de plaga, las mandíbulas y el aguijón. Los Drones de Plaga también presentan una amplia gama de regalos repugnantes de Nurgle como forúnculos y llagas abiertas con las entrañas expuestas. Tienen varios cuernos y dedos huesudos, y en las manos sujetan calaveras o filos toscos. Para los coleccionistas de Warhammer, incluye las opciones de mando de músico, paladín y portaestandarte.

Trono de Sangre de Khorne: El Trono de Sangre es un espantoso remedo del grandioso estrado sobre el que reside el propio Khorne. Es un aterrador ingenio demoníaco cubierto de bronce que va a la batalla sobre ruedas de hierro que aplastan y trituran todo lo que hallan a su paso. Los Cañones de Cráneos son fusiones monstruosas de espíritu demoníaco y máquina forjada en el infierno. Sus formas retorcidas y toscas arden en deseos de verter sangre y triturar huesos, para glorificar a Khorne.
Esta caja proporciona al modelista la opción de montar dos ofrendas inmensas para Khorne, ambas creaciones industriosas, híbridos de carne y motor demoníaco y recubiertos con iconos de Khorne. La base de ambas miniaturas es un armazón amplio y curvado, que, desde un ángulo parece una enorme boca abierta rodando hacia adelante sobre ruedas dentadas cilíndricas, pero es mucho más que una máquina. Tiene tubos metálicos, alambres y pistones, así como cráneos, cuernos, picos y diseños con fauces abiertas. En el frontal hay una plataforma basada en el símbolo de Khorne, y de pie sobre ella se erigen dos Desangradores de Khorne que sostienen una cadena. Pero en la parte superior de la variante del Trono de Sangre se aprecia un gran cráneo y el trono lleno de cuernos. De pie sobre él hay un Heraldo musculoso ataviado con armadura. En la variante del Cañón de Cráneos en lugar de trono hay un gran cañón blindado situado en la parte superior del armazón con dos Desangradores encadenados. Esta arma inmensa dispone de placas dentadas y detalles decorativos como calaveras de metal y dientes, y en la punta del cañón hay una boca abierta feroz.

Heraldo de Tzeentch en Carro Flamígero: Cuando cruzan los cielos del mundo mortal los Carros de Tzeentch suelen ser confundidos con cometas que se interpretan como presagios de grandes eventos y guerras terribles.
El Carro Flamígero de Tzeentch es una miniatura muy llamativa que se puede convertir en una interesante pieza central de tu colección de miniaturas. Los modelistas encontrarán un gran número de opciones. En una de las variantes, el Heraldo de Tzeentch se monta sobre el disco ornamentado con muestra numerosos apéndices que pueden ser montados de formas diferentes. Algunos de ellos son espinas decorativas pero otros incluyen libros extraños con detalles inquietantes como una boca abierta. El Heraldo de Tzeentch sostiene un tomo cuya cubierta tiene varios ojos y también tiene varios pergaminos unidos a su muñeca. La caja también incluye un Glorioso Incinerador encorvado sobre si mismo. Si optas por esta opción puedes utilizar el Heraldo de Tzeentch a pie ya que la caja te suministra una peana para ello. Además, se suministran dos Aulladores que tiran del disco. Cada uno de ellos muestra sus colmillos y numerosos ojos bulbosos.


Heraldo de Nurgle: Un mortal que resista los estragos causados por la Putrefacción de Nurgle durante mucho tiempo llega a incubar un Portador de Plaga en su interior, convirtiéndose en un individuo mucho más grande y fuerte conocido como Heraldo de Nurgle.
Este Heraldo de Nurgle de plástico es una magnífica y sombría adición para una colección de miniaturas. Es enjuto y musculoso, con una pierna deformada y las entrañas tan expuestas que tocan el suelo. El Heraldo tiene el cuerpo cubierto de úlceras, unos cuernos que le cubren toda la cabeza, la lengua acanalada y la piel escoriada. Apunta con un brazo escuálido hacia delante y lleva un Nurglete encaramado en uno de sus cuernos que parece emerger desde lo alto de su columna vertebral y una campana que lleva el símbolo de Nurgle colgando.

Heraldo de Khorne: Los Heraldos de Khorne son los más fuertes de los Desangradores. Son maestros en el combate, y más que capaces de aniquilar ellos solos a escuadras enteras de guerreros haciendo gala de una destreza marcial y un salvajismo puro que sólo el mejor de los guerreros mortales podría aspirar a resistir.
El Heraldo de Khorne es una criatura realmente alta, por lo que se eleva por encima de otros Desangradores. Tiene una mirada lasciva y una expresión salvaje, y mantiene en alto su espada infernal, listo para atacar al enemigo. Esta impresionante miniatura lleva una larga cadena de cráneos, unos enormes cuernos curvados, unas patas con garras, y una lengua que cuelga de sus fauces. Además, lleva placas de armadura en sus brazos y un cinturón metálico. Posee un torso muy musculoso, una muestra clara de su fuerza bruta. El Heraldo de Khorne será una adición notable a cualquier colección.

Heraldo de Slaanesh: Cuanto más privilegiada es una Diablilla y cuanto más complace al Príncipe Oscuro, más se le permite acercarse a su trono. Las Diablillas más favorecidas son las Doncellas ya que son las más rápidas y letales de sus cortesanas, y también son conocidas como los Heraldos de Slaanesh.
El Heraldo de Slaanesh es una adición temible para una colección de miniaturas demoníacas. Sus piernas largas, una de las cuales se eleva provocativa, parecen humana hasta el tobillo que terminan en una pezuña diabólica. Sus brazos tampoco son del todo humanos, ya que terminan en forma de enormes armas quitinosas curvadas. Su pelo es casi vertical, mostrando claramente su expresión de furia y sus dientes afilados. Además de una túnica que parece flotar a su alrededor, una Heraldo de Slaanesh lleva una pieza de armadura sobre su hombro y en el torso luce complejos remolinos decorativos y algunas piedras preciosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario