sábado, 5 de mayo de 2012

Novedades de los Necrones

Ya tenemos disponibles las nuevas unidades de los Necrones del 40k.

Acechantes de la Triarca
Como una enorme araña mecánica, un Acechante de la Triarca se cierne sobre el campo de batalla con sus patas cercenando extremidades y sus devastadores sistemas de armas controlados por un Pretoriano de la Triarca de alto rango. Cuando esta bestia mecánica avanza, lo hace con una velocidad y aplomo que desdicen su brusco modo de andar. De hecho, es capaz de cubrir todo tipo de terreno con una habilidad y precisión solo comparable a la de los Bípodes de otras razas menos avanzadas. Aunque el Acechante de la Triarca puede equiparse con una amplia variedad de armas antiinfantería y antiblindaje, los Necrones suelen emplearlo como cazatanques adelantado al grueso del ejército. Puede maniobrar más fácilmente que los vehículos enemigos más pesados y voluminosos y destaca especialmente a la hora de desatar toda su potencia de fuego contra los flancos y la retaguardia de dichos vehículos.


Cuchillas de la Necrópolis
Las Cuchillas de la Necrópolis se diseñaron originalmente como un caza, tomando como ejemplo la forma de flecha de otras motocicletas a reacción. A menudo trazan órbitas alrededor del campo de batalla en vez de tomar una ruta más directa. Ningún piloto de carne y hueso podría realizar una aproximación tan anárquica sin sucumbir a los desmayos y las náuseas, pero estos riesgos no amenazan a las máquinas. Los Cuchillas de la Necrópolis suelen adelantarse al grueso del ejército para atacar posiciones con pocas defensas, convoys de suministros y otros objetivos ocasionales. Como los Cuchillas de la Necrópolis tienen un avance impredecible, la única pista de su proximidad es el chirrido de sus repulsores dimensionales. En ese momento, los enemigos más astutos buscan cobertura mientras el resto se desintegra cuando el aire a su alrededor explota en un destello de energía inestable.


Espectros Canópticos
Mientras un Mundo Necrópolis duerme, los Espectros Canópticos son sus ojos y sus oídos. Revolotean silenciosamente a través de las polvorientas salas, vigilando a la caza de intrusos e inspeccionando todos los sistemas en busca de daños o mal funcionamiento. El rasgo más notable del Espectro Canóptico es su matriz de desestabilización dimensional, un Alterador fásico que le permite entrar y salir de la realidad. Aunque se creó originalmente para que los Espectros pudiesen alcanzar y reparar maquinaria sólida, la matriz de desestabilización dimensional es igual de valiosa para enfrentarse a los intrusos. Un Espectro Canóptico puede introducir sus garras y tentáculos en el interior de un oponente, solidificándolos rápidamente para cortar arterias, centros nerviosos y otros órganos vitales sin dejar una huella externa.


Araña Canóptica
A diferencia de sus maestros necrones, las Arañas Canópticas nunca duermen, sino que durante eones se dedican al cuidado de las estructuras de su mundo necrópolis. Aunque en esencia se trata de un dron automatizado, una Araña Canóptica es un enemigo formidable cuando la situación lo requiere. Cualquier enemigo lo bastante insensato como para acercarse a una Araña Canóptica, verá como le arrancan la piel de los huesos mediante un dispositivo de pinzas y herramientas mecánicas. Si una tríada de Arañas Canópticas opera al unísono, una de ellas asume el mando para aprovechar al máximo la capacidad de procesamiento del resto y crear una súper mente gestáltica mucho mayor que la suma de sus partes. Esta eficiencia la comparten con todos los Espectros Canópticos y Escarabajos Canópticos de las inmediaciones, permitiendo que sean las Arañas Canópticas quienes respondan con un movimiento coordinado y preciso ante cualquier amenaza, y así velando por la seguridad de sus maestros.


Némesor Zahndrekh
Hubo un tiempo en que el Némesor Zahndrekh se contaba entre los más grandes generales de todas las dinastías. Gracias a sus campañas de conquista, el mundo de Gidrim pasó de ser un pequeño e insignificante planeta en los límites de la galaxia a ser el centro neurálgico de un gobierno que dominaba una docena de sistemas estelares. Los ejércitos de Zahndrekh representan un peligro constante para la frontera este de la galaxia, pero pese a todo su genio militar, Zahndrekh no es capaz de ver la realidad tal como es. Su mente sufrió graves daños durante el Gran Letargo, y como consecuencia de aquello está atrapada en el pasado, concretamente en las Guerras de Secesión que hicieron estragos entre las dinastías de su sector de la galaxia. En su mente, Zahndrekh sigue luchando en esas campañas como si aún fuera una criatura de carne y hueso, aplastando a los reyes rebeldes y pacificando sus dominios. Zahndrekh siempre se asegura de que los comandantes enemigos sean capturados, no aniquilados, para tratarlos como honorables prisioneros de guerra.

Vargard Obyron
Vargard Obyron es el ayudante y protector personal del Némesor Zahndrekh, y ha estado a su lado desde su primera campaña. A diferencia de su maestro, Obyron es muy consciente de quienes son los enemigos a los que se enfrenta, pero hace ya mucho que abandonó cualquier intento de hacer que Zahndrekh despierte a la realidad. Así pues, como haría cualquier sirviente fiel, Obyron se limita a tratar de unir todos los cabos sueltos creados por las excentricidades de Zahndrekh, como por ejemplo encargarse de que los "honorables prisioneros de guerra" resulten "muertos mientras trataban de escapar", y que los Líderes de la Corte Real que podrían tener algo contra su señor sean sutilmente silenciados o liquidados.


Illuminor Szeras
Illuminor Szeras trabaja para desenmascarar los misterios de la vida, pues cree que si no los conoce no será un dios digno de tal nombre. Durante siglos ha estado a punto de llegar a descubrir dichos misterios, pero la solución siempre acaba por eludirle. Aunque esta es su obsesión principal, su talento para perfeccionar el armamento e incluso los cuerpos mecánicos de los Necrones no tiene igual. Los servicios de Szeras tienen tanta demanda que le permiten poner el precio que quiera; invariablemente, dicho precio es el derecho a llevar a cabo una incursión de "cacería de especímenes" contra un planeta de su elección. Por encima de todas las cosas, a Szeras le atraen los ejemplares Eldars, pues siempre producen resultados más interesantes que ninguna otra criatura de la galaxia. Una vez capturados los especímenes deseados, les espera una existencia llena de dolor (y no necesariamente breve), en las sombrías y ensangrentadas catacumbas de Zantrágora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario