lunes, 11 de mayo de 2009

Reseña: Hitman.

Hay guionistas que recurren a la violencia y al vocabulario obsceno para tapar sus carencias narrativas. Con Garth Ennis pasa lo contrario: a pesar de la violencia y del vocabulario obsceno seguimos dándonos cuenta de la buena historia que nos quiere contar y precisamente en esto radica la genialidad del guionista irlandés (el Guy Ritchie de los comics). Además cuando leo cualquier cómic de Mr. Ennis siempre tengo la sensación de que es la historia perfecta para el estilo del artista que realiza los dibujos. En este caso se explota a la perfección el estilo oscuro del también irlandés John McCreacon el que también realizó Demon (personaje que también hace sus apariciones estelares en Hitman).

Hitman nos cuenta la historia de Tommy Monaghan, un matón a sueldo que obtiene unos "curiosos" poderes después de un misterioso encuentro sobrenatural, y de los demás criminales que frecuenta el Noonan's, un bar regentado por un ex-asesino en el corazón de Gotham City (sí, habéis leído bien, Gotham City) .

En Hitman, además del arco argumental general de toda la obra, encontraremos historias cortas autoconclusivas que van desde la ilaridad hasta el puro escalofrío, y al ser una obra publicada, inexplicablemente, en su día por DC, personajes de la talla de Batman, Superman o Green Lantern (espectacular su "cameo") hacen sus apariciones llegando a co-protagonizar alguna que otra historia. Auténticas obras maestras por ejemplo la historia de los S.A.S. (unidad de fuerzas especiales del ejército británico) o del peculiar grupo de superhéroes Six Pack.

En conclusión, tres tomos indispensables para los amantes del cómic americano y por supuesto para los fans de Garth Ennis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario